Solo Entérate

es un portal de noticias de Colombia

EL grupo satánico ‘Los Carneros’ mato y torturo al niño Maximiliano

Desde que la propia madre del menor reportó la desaparición de Maximiliano el pasado 21 de septiembre, los habitantes del municipio y las autoridades emprendieron la búsqueda por diferentes lugares. Había una recompensa de 60 millones de pesos para quien diera información del paradero del menor.

“Se pudo constatar que varios miembros del núcleo familiar, entre ellos la propia madre del niño, la abuela junto con su compañero sentimental y el padrastro del niño hacían parte de una secta conocida como ‘los Carneros’, que, además de prácticas esotéricas, se dedicaban al negocio de la minería. El padrastro sería justamente el líder de la secta, y al parecer impartía órdenes y ejercía control sobre los demás”, indicaron desde la Policía Antioquia.

Luego de escuchar interceptaciones telefónicas, efectuar reconocimiento fotográfico, entrevistas, verificación de medios técnicos, dictamen médico-legal y elementos materiales probatorios adicionales, los investigadores concluyeron que hubo una presunta participación y coautoría de los capturados en la desaparición del menor de edad.

Entre los capturados también se encuentra un hombre conocido como ‘Orejas’, quien
presuntamente visualizaba espíritus y trasmitía al líder las peticiones que estos le hacían. Este hombre y su pareja, también capturada, residían como inquilinos en la casa del menor desaparecido.

El testimonio de uno de los integrantes de esta secta fue clave para las autoridades para entender el propósito de ese grupo.

El testimonio de un exintegrante de ‘los Carneros’ permitió establecer una
posible relación directa entre los intereses de la secta para encontrar oro a través de ‘espíritus’ con la desaparición del niño.

Esta semana, un juez de control de garantías envió a prisión a los seis capturados de la banda ‘los Carneros’, que estarían detrás de la desaparición del niño. Un fiscal especializado de la seccional Antioquia de la Fiscalía General de la Nación les imputó los delitos de desaparición forzada agravada y tortura.

A Sandra Patricia Caro, la madre del menor, le imputaron desaparición forzada agravada a título de autora y tortura a título de cómplice; al padrastro, los delitos de desaparición forzada agravada y tortura; mientras que a la abuela materna de Maximiliano le fue imputado el delito de tortura a título de cómplice.

A Robinson Smith, alias Orejas —otro de los capturados—, se le imputó el delito de desaparición forzada agravada y tortura a título de cómplice, y a Susana Ceballos, alias la Sumisa, se le señaló de desaparición forzada agravada y tortura a título de cómplice.

Mientras que a Fabián Alberto Monsalve le imputaron el delito de tortura a título de cómplice. Ninguno de los seis capturados aceptó los cargos.