Solo Entérate

es un portal de noticias de Colombia

iSlN LOS TRAPOS!


Sin ser politólogo me atrevo opinar y escribir sobre un tema que llama la atención, el cual viene ocasionando cierta incertidumbre en la opinión pública por lo acontecido en aquellas épocas que por los trapos se identificaban y se diferenciaban los liberales de los conservadores, liderados por caciques y gamonales inescrupulosos que se aprovechaban del apasionamiento de las masas sin ninguna convicción ideológica, impulsadas ciegamente por el resplandeciente color del trapo envelecedor, que motivaba a los electores a robustecer la pasión por dichos partidos políticos (liberal y conservador); desde este instante comienza la irracional guerra fratricida desangrando al pueblo colombiano.


Con el pasar del tiempo dichos trapos se han ido descolorisando, perdiendo su resplandor; por lo que los gamonales y caciques han matizado el color rojo y el azul en una gama o mezcla de colores como emblemas de nuevos “partidos políticos” sin ninguna ideología, heredando las mismas artimañas y maniobras para constituirse en empresas, electorales, contractuales y escabrosas del estado, llevando al país a una hecatombe.


No caben dudas ni equivocaciones al opinar en lo referente a la incontrolable proliferación desmesurada de partidos políticos, con una enorme ambición de poder solo con el propósito de participar en el ponqué burocrático y en la contratación del estado; desvirtuando la verdadera esencia del poder y por lo consiguiente la razón social del estado, siendo esto una de las causas de la irracional polarización en el pueblo colombiano, llevándolo hasta las extremas (ultra derecha y supra izquierda) iQué Horror!

Como consecuencia en lo anteriormente mencionado, ha llevado a los “part$dos políticos” tradicionales a una profunda crisis viéndose reflejada en los precandidatos aspirantes a ia presidencia de la república, algunos de ellos han optado aspirar como candidatos independientes, mediante el mecanismo de recolección de firmas esquivándose del aval de su partido político tradicional.
Este acontecer da pie para pensar que es inminente el despeje del camino hacia la evolución de una democracia que se encuentra golpeada y empañada por quienes se han creído dueño y amo de nuestra desangrada patria; es por ello que es el momento para promover una constituyente como alternativa única para reconstruir a nuestro pobre rico país con una verdadera y consolidad democracia.


iAHORA O NUNCA!


OJO se requiere de una seria reforma estructural que esté acorde a las circunstancias y necesidad del país, empezando por el sistema educativo, sistema judicial, sistema de salud, sistema agrario, sistema electoral en énfasis con el voto electrónico, reforma política para poder materializar y construir la paz en nuestro país.

Orlando Sarmiento Ramírez