Solo Entérate

es un portal de noticias de Colombia

Operación sorpresa: Gobierno de El Salvador traslada a pandilleros al Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT)

In this photo released by El Salvador Presidency Press Office police wearing masks as precautions against the new coronavirus guard inmates, also wearing masks, during a security operation after President Nayib Bukele decreed maximum emergency in prisons housing gang members at the Izalco prison in San Salvador, El Salvador, Saturday, April 25, 2020. Bukele ordered the emergency the day after more than twenty people were killed throughout country that authorities said were ordered from prisons. (El Salvador President Press Office via AP)

En una operación sorpresa en la madrugada de hoy, el gobierno de Nayib Bukele ha trasladado a los primeros 2,000 pandilleros al Centro de Confinamiento del Terrorismo (CECOT), donde permanecerán por el resto de sus días.

El CECOT es una instalación de alta seguridad construida en la zona de San Francisco Gotera, en el departamento de Morazán, para albergar a los delincuentes más peligrosos del país, especialmente pandilleros que han cometido crímenes graves como homicidios, extorsiones y secuestros.

El presidente Bukele ha prometido mano dura contra la delincuencia y las pandillas que han asolado al país durante décadas. Según el mandatario, el traslado al CECOT es una medida necesaria para garantizar la seguridad de la población y enviar un mensaje claro a los delincuentes.

“Los pandilleros que han sido trasladados al CECOT han cometido crímenes graves y no merecen otra cosa que la cárcel por el resto de sus días”, dijo el presidente en una rueda de prensa. “Este centro de confinamiento es una muestra de nuestro compromiso con la seguridad y la justicia en el país”.

El traslado de los primeros 2,000 pandilleros al CECOT es solo el comienzo de un proceso que, según el gobierno, se llevará a cabo de manera gradual y planificada en los próximos meses. Los delincuentes serán trasladados en pequeños grupos para evitar posibles disturbios y garantizar la seguridad durante el proceso.

Las autoridades han informado que el CECOT cuenta con medidas de seguridad extremas, incluyendo cámaras de vigilancia, muros de contención, torres de vigilancia y personal altamente capacitado para garantizar el control y la seguridad en la instalación.

El traslado de los pandilleros ha sido criticado por algunos sectores que lo consideran una medida extrema que viola los derechos humanos de los delincuentes. Sin embargo, el gobierno ha defendido la medida como necesaria para proteger a la población de la delincuencia y enviar un mensaje claro a los delincuentes de que no habrá impunidad.