Solo Entérate

es un portal de noticias de Colombia

El escándalo del megatanque de Barranquilla: una obra millonaria que sigue sin funcionar

El caso del megatanque de Barranquilla ha sido uno de los mayores escándalos de corrupción en la región del Caribe colombiano. Esta obra, que fue diseñada para resolver el problema de abastecimiento de agua potable en el suroccidente de la ciudad, se ha convertido en una vergüenza para los habitantes de la zona, quienes aún no pueden beneficiarse de ella, a pesar de los altos costos que ha generado.

En 2014, la alcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera de la Espriella, contrató la construcción del megatanque por un valor de 23.580 millones de pesos. La obra fue adjudicada al consorcio Hidrotanques, cuyo representante legal es Carlos Vengal Pérez y su firma P.V.C. El proyecto se proyectó para estar listo en diez meses, es decir, en 2015, y estaba destinado a beneficiar a 850.000 habitantes del suroccidente de Barranquilla y los municipios vecinos de Soledad, Malambo y Galapa.

Sin embargo, los retrasos y presuntos incumplimientos del consorcio Hidrotanques han llevado a que la obra aún no esté en funcionamiento, lo que ha generado indignación y descontento entre los habitantes de la zona afectada. Además, el costo de la obra se incrementó a 32.000 millones de pesos debido a los actos de corrupción, tropiezos y problemas contratuales que se presentaron durante su construcción.

Jaime Berdugo siendo posicionado por Char (A la derecha de Alex Char)

El caso del megatanque tomó un giro inesperado cuando se descubrió que Jaime Luis Berdugo Pérez, quien fue director del Área Metropolitana de Barranquilla (AMB) entre 2016 y 2018, lideró y adjudicó la obra por coimas, en los cuales se pueden apreciar unos cheques firmados que fueron cobrados por el mismo y personas de su entorno familiar. Berdugo Pérez hizo parte de la administración del alcalde Alejandro Char, al igual que Jorge Padilla Sundheim, quien estaba a cargo de la secretaría jurídica de la Alcaldía de Barranquilla para la época en que estalló el escándalo.

Jorge Padilla Sundheim

La capacidad de almacenamiento de la megaobra tendria que ser de 25.000 metros cúbicos de agua potable que se reciben del acueducto de Barranquilla, operado por la Triple A, que según solucionaruan problemas de abastecimiento, al menos, para un período de 20 años, mediante el sistema de gravedad, a una población metropolitana de 848.400 mil habitantes.

El caso del megatanque se ha convertido en un símbolo de la corrupción en Colombia y ha generado indignación entre la población. Los habitantes de la zona afectada siguen esperando que la obra entre en operación y que se tomen medidas para evitar que se presenten casos similares en el futuro.