Solo Entérate

es un portal de noticias de Colombia

Departamento del Atlántico, el único sin sembrados de coca pero el que más sufre por el microtráfico, según Concejal Trocha.

El concejal José Trocha en dialogo con Emisora Atlántico manifestado su preocupación por la situación del microtráfico de drogas en Barranquilla y considera que se está perdiendo la guerra contra las organizaciones delictivas que se dedican a esta actividad ilícita. Según Trocha, a pesar de que el Atlántico es el único departamento de la costa en donde no se han detectado sembrados de coca, es el que más sufre las consecuencias de este flagelo.

un dato curioso, nosotros somos el departamento de la costa donde no hay hoja de Coca, cuando usted se va en las atribuciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, hay presencia de cultivos de hojas de Coca alucinógenas, igual en la guajira, y cuando usted se va para Bolívar, sur de Bolívar, Córdoba, encontrara que somos el único departamento del territorio donde no hay una sola hoja de coca y nosotros en este momento estamos sufriendo el problema del microtráfico.

Concejal Trocha

El concejal ha destacado que la capacidad del ente territorial local para enfrentar este fenómeno es limitada y que la responsabilidad principal en la prevención y control del delito recae en la fuerza pública, específicamente en la Policía Nacional. Trocha ha solicitado un mayor compromiso del Gobierno Nacional para fortalecer la seguridad en la ciudad y hacer frente a esta problemática.

Trocha ha dejado en claro que la lucha contra el microtráfico de drogas es una tarea conjunta que requiere de la cooperación y el compromiso de todos los actores sociales. Ha afirmado que desde el Consejo de Administración se ha entregado todo lo que se ha solicitado por parte de la Policía Nacional en los años anteriores y presentes.

El concejal ha hecho un llamado a la ciudadanía para denunciar cualquier actividad delictiva y a las autoridades para reforzar los mecanismos de seguridad en la ciudad. Además, ha destacado la necesidad de una mayor inversión en educación y programas sociales que contribuyan a prevenir la aparición de nuevas organizaciones delictivas.